viernes, 26 de febrero de 2016

Adultez (adultez joven)

Un día despiertas y ha pasado el tiempo. Tu mirada es cansada y suele dolerte, de vez en cuando, alguna parte del cuerpo que solias sobrexplotar de niñe, puberte y/o adolescente.
Te das cuenta que te siguen rondando las mismas preguntas que cuando eras más joven, pero que ahora son muchas más y tienen muchos más matices. Sigues sintiendo, pero ahora no tan a menudo, aquella vida y los sueños que solías sentir y que te hacían vibrar unos años atrás.
Empiezas a entender más profundamente todas aquellas frases coloquiales que te decían tus mayores y uno que otro consejo que recuerdas que tenía que ver con disfrutar la niñez y no tener prisa de crecer.
Pues eso, eres un adulte, o al menos esto me pasó a mí. Tocan demasiadas responsabilidades a la puerta de cada mañana para recordarte que ya recaen sobre tu peso y el de otres muches más adultes como tú.
Pero la vida no se detiene, el concepto del tiempo es voraz, y no pausa para que te puedas acomodar el disfraz, los calzones o el cabello. Simplemente pasa.
Recae en cada uno interpretar y darle el valor necesario para que esa vida que comienza cada mañana pueda tener un sabor, aunque amargo, delicioso como el café y puedas agregarle lo dulce que quieras, ya sea con una bollería o algo tan simple como el azúcar.

Voy por la calle, disimulando que soy madura, educada y tengo empatía con las personas. Bueno no, en realidad intento interpelar en cada momento a mi mejor posición en el mundo, que sin duda me da un mejor sabor de boca mientras ando por ahí. Por ejemplo, de vez en cuando me doy cuenta que alguien requiere ayuda y le echo una mano, claro dentro de mis posibilidades, porque me ha tocado ver a un ciego pedir ayuda para cruzar la calle mientras mi microbús arrancaba y faltaba bastante para mi descenso. No era imposible, lo sé, pero no era yo la indicada.

En realidad, en la calle pasan muchas cosas y estar sola caminando o viajando me hace pensar en muchas miles de posibilidades, como la sencillez de informarle al joven de adelante que su mochila tiene un cierre abierto, e inmediatamente pensar en las mil posibilidades y decir mentalmente, bueno, está vacía, puede ser que esa persona sepa ya de su condición y en realidad no le importe ni le sirva mi intervención; y así muchos pensamientos más que te hacen perder la oportunidad de ayudar a un ser desconocido. Esta ocasión mi cabeza se clavó en algo que la sociedad nos hace pensar como negativo, y que bueno, en realidad suele serlo. Los chismosos y entrometidos a nadie nos encantan, aunque quién sabe tal vez pueda ser bien agradecido, termines incomodando o, incluso, hacer enfurecer a la gente por tu simples ganas de ayudar. Me ha pasado.

Esto me parece triste porque cuando yo era muy adolescente (que seguro que aun lo soy, pero un poco menos) este tipo de pensamientos eran muy ligeros y no me impedian interrumpir a la gente para decir mis dudas, o consejos, incluso en ocasiones hasta aprovechar y pedir algo, un favor, la hora, una sonrisa, una moneda, o un interlocutor. Siento que hay un miedo por ahí que nos invade de vez en cuando a muchos (no a todes, es claro), porque notas que muchos tratan de dar una moneda al señor que va cantando pero como les da pena llamar la atención (o simplemente no te gusta hacerlo) no echan un grito para que vuelva a pasar a su lugar. Típico en el metro.

Yo debraio mucho con estas cosas. Pero también es que pasan cuando  miras todo con otros ojos, cuando uno va por la vida siendo adulto (jajaja ahora parece que hablo como si el año pasado que tenía 24 años no supiera nada de la vida, pero es sólo que esto pasó paulatinamente pero hasta ahora me percaté).

Hace unos días caminaba con algo de prisa por las calles de una colonia poco concurrida y vi a un niño (desconocido para mí) a lo lejos que jugaba con una espadita. El chamaco jugaba a solas mientras esperaba que atendieran a su madre en la tintorería. De inmediato pensé en ponerme a jugar con él, pero el tiempo me comía. Seguí mirando el andar de mis pies en la banqueta y al pasar casi junto a él noté que me retaba un duelo, lo miré directo a los ojos sudando la gota gorda porque al retirarme sería el fin de mis vidas ficticias y él ganaría invicto. Así que lo miré directo a los ojos, creo que lo maté con la mirada y de inmediato sonrió con esos ojos traviesos que me contagiaron la sonrisa y la expresión. Al menos nos habíamos enfrentado, él comprendió mi partida y yo le regalé algo, quien sabe qué.

La adultez te hace dudar más, es la verdad, ya sabes los riesgos y a veces te da miedo pensar en perder o sacrificar cosas. Al menos encontrarme con este niño me hizo notar que aún se esconde en mí algo de eso (tal vez por eso sigo siendo medio adolescente). Cuando eres niñe  libre no entiendes de esos miedos y vas aprendiendo por la mala, o tienes suerte y no aprendes nada jajaja. Cuando eres joven puedes saber los riesgos pero te valen poco a comparación del goce.

Ay como se extrañan los años de locura en lo que poco importaba los regaños de los adultos. Ahora lo que no quieres es preocuparlos. Y aunque esa vida sigue latente se queda por ahí atorada en el raciocinio. Uno intenta, sobre todo, "comportarse a la altura" porque por años te (bueno quiero decir a mí, me) pidieron ser no tan impulsive y pensar un poco más las cosas. Aún se es impulsive, pero en cosas como las peleas con los coches de a lado, la persona que se mete en la fila, entre otras cosas que sólo sacamos con la parte -como dijo Edna que vio en pictoline xD- cavernícola de nuestro ser. En verdad, muchas veces no sabemos que el coche de un lado se metió bruscamente para esquivar un bache, o que la persona que se mete en la fila en realidad tiene una emergencia.

Lo malo de ser adulto es que entiendes más las dudas y por lo tanto ahora yo entiendo más que vivimos enojados, muchos, más por este sistema, el gobierno y el ritmo de la ciudad. La familia, el dinero, los cuates, los vecinos, buff siempre nos bombardean por todos lados. En el trabajo hay mucho esclavismo. El gobierno parece reírse de nosotros en nuestra cara, si dices algo te apalean unos ciudadanos uniformados semi roboticos. Esta ciudad es de locos, aceptemoslo, yo he tenido que parecer una loca para poder llevar una vida feliz jaja. Y bueno creo que de eso se trata, nadie explica al 100% cómo ser adulto porque nadie lo sabe en realidad. Te dan consejos y sabes algunas nociones, pero hay que vivirlo, y bueno todos tenemos algo de locos no?

Yo la loca de los perros, protegiendo a seres que "sólo es un perro". La loca por su abuelita defendiendola a capa y espada de problemas que "no son tus problemas". Patrocinado por, "y la tesis?". jaaja '._.

Muy buenas locuras todas, pero al final te das cuenta que bueno, el tiempo pasa, uno jamás se da cuenta, digo, sabes que el reloj corre, pero jamás entendemos en su totalidad el concepto hasta que por fin, despiertas y te das cuenta de que ahora filtros de interpretación de la vida llevan tu edad y experiencia encima, aunque poca y corta en mi caso, es basta para mirar a los chaves de hoy y decir, bueno lo que hacen está mal, pero a su edad yo estaba igual o incluso peor, aunque, en mis tiempos era distinto todo.

Queda mucho que aprender, no podremos aprenderlo todo, pero es importante estar abiertes a todo lo que se acerque a enseñarnos. La vida y el cuerpo son maravillosos, pero hay que cuidarlos y amarlos para que den su rendimiento que al final de todo, uno puede desaparecer pero haber sentido la plenitud en todas sus formar y saber que siempre hay cómo mejorar, no hay caminos que seguir, hay que hacerse de sus caminos.





jueves, 14 de enero de 2016

Muerte

No sé si las personas lo entiendan, vaya, sé que saben que perder a un ser querido es doloroso, traumante y sumamente triste. Pero aunque vivimos en "el siglo XXI" y la posmodernidad nos abrumó en todas partes, para muchos es muy difícil entender cosas que salgan de la norma. Porque aceptémoslo, las personas en general siguen dentro de una norma, sólo que creen que esa norma es lo de moda ahora.

No sé, creo que muchos lo piensan y nadie me lo dice, tal vez temor por mi carácter, venga, ojalá lo dijeran para intentar cambiarles esa idea.

Para mi la muerte de Spike, de Piri y la reciente de Motita han sido horribles. Bueno, cada muerte de cada animal que tuve a mi encargo y cuidé y amé, han sido devastadoras. Claro, he llorado por muertes de familiares relativamente cercanos, de sangre - pero es tan distinto, y siento que pocos entienden (de verdad, qué haría sin mi bonita que hace las penas entendibles). Cada uno de esos amigos que han muerto me dedicaban todo su tiempo, era yo quien estaba a cargo de mantenerlos bien, de amarlos, de estar para ellos...tan cerca, una conexión tan íntima.

Hoy me di cuenta, de algo tonto - único al parecer, ¿hay alguien en este universo que le suceda? - pensaba en que mi cita con mi quiropráctico era el 21 de diciembre, y dos meses antes estaba pensando en esa fecha, pensé en un lunes 21 de diciembre lejano... ¿Es el universo? ¿Hay conexiones? Suena loco, pero yo pensé en ese día, lo pensé en un contexto y terminó siendo un día que sabía llegaría, pero no con tal acontecimiento.

Ya sé, vaya loca.


Ñaam

jueves, 17 de septiembre de 2015

¿Qué es lo que te da fuerza como mujer?

---- inscribí una fotografía a un concurso, mi explicación a ella fue la siguiente...imagínense pues la imagen ---- 


Sentir que no estoy sola, que hombres o mujeres, adultos o jóvenes… Siempre hay alguien, siempre lo habrá, que esté en los buenos y no tan buenos momentos de tu vida. Porque la vida es eso, una serie de momentos que aprovechamos o no, disfrutamos o no, vivimos o no.

Mi familia, las mujeres más importantes de mi vida. Mi madre, mi hermana y mi sobrina.


Lo que me da fuerza como mujer no lo definiría como único para el género femenino; creo que engloba a todos los seres humanos, los seres vivos. Invocar la inmensidad y lo sublime de la entereza que es el vivir; saberme viva, libre, con sueños y ganas incontenibles de seguir, siempre adelante, siempre fuerte.


Ñaam

lunes, 7 de septiembre de 2015

la segunda última de los perrhijos

No sé si escribir ayude, jaja para quitar los estreses de la vida. Hace un momento, toda peda, Ednapollin golpeo mi cabeza con la suya en un acto heroico de ayudarme a encontrar una página. Fue accidental por supuesto, pero tremendamente gracioso porque ella no está peda.

La cuestion aqui es que uno pensaba que la ultima entrega de los perrhijos sería eso, la última. Pero no, algunos sucesos catastróficos que incluian en sacrificio de aves no voladoras pone huevos, incluyeron en nuestra lista mensual de "cosas que hacer" la tragica noticia de ---buscarles un hogar, alguien que los adopte, a los perros peludos---

RIP.


Vale no, no morimos, pero fue una noticia que nos volvió a las noches de pesadillas e insomnio. Las perocupaciones son graves. Digo, no estamos salvando al mundo, ni al pentágono, pero recae en nuestros hombros lograr desapegarnos de los pequeños porque no, no tenemos nosotras dónde tenerlos. Los dueños de nuestras respectivas casas simplemente no pueden con la idea de tres perros mediano/grandes locamente enamorados de la vida, de correr y de destruir todo a su paso (como cualquier perro de su edad- o la mayoría, no me gusta generalizar-) vivan sus cortas vidas en su patrimonio. Y la verdad tienen razón. Ellos deberían vivir en el campo, pero eso ahora no se puede. 

Buscarles un hogar nuevo, responsable, amoroso y súper comprometido es todo un reto. Incluso sembla algo imposible, pero IMPOSIBLE IS NOTHING jeje y lo digo gritando con una voz grave y un pésimo acento inglés.

La verdad es que la tesis se ha quedado a un lado porque las energias estan focalizadas por completo. La verdad no sé como le hacen las personas que logran con tres trabajos y una familia demandante. Es que creo que simplemente no existen. O son medio marcianos. O tal vez la marciana soy yo, que no se puede acoplar a este mundo estresoso.


El punto es, en general que la busqueda por darles a los peludos un futuro bello y prometedor es cansadisima, en principio porque los 3 jalan cual caballos y pesan más que yo (en conjunto). Las horas pasan y tratamos de no ser pesimistas. La gente prefiere perritos cachorros, para luego darse cuenta que los cachorros son odiosos y crecen rápido.

En realidad valoramos mucho a los bebés de cualquier especie, no sé por que nos encantan las cosas chiquitas, pero ser bebe no dura ni 3 años. Bueno, bueno, sé que algunas madres saltarán despues de este comentario para decirme que sus hijos siempre serán sus bebés.. es clar que aixio es veritat diria mi Ednatural, pero me refiero biológicamente. En verdad nadie recuerda lo que es ser bebé y dura una mierda! jaja regresenme mi dinerooo!

ejem.. en qué  estaba yo? ah sí, la gente termina tirando a la calle o a la carretera a pedazos de monadas que enfrentarán miles de estreses y nuevos desafíos. Una veterinaria me dijo que normalmente los perros "de la calle" duran en promedio 5 años!! un tercio de la vida de un perro con suerte, o bueno con un verdadero hogar.

Triste, así que NO, no los abandonaré a su suerte, ni en el pueblo donde nacieron, ni en el barrio rico de zuputama. Y Edna apoya la moción, verdad amor? (ella dijo: like)

Otra opción, que no es opción, sería dormirlos. Ay ajaaa nosotras jajaja obvio ni pensamos en eso, eso se propone en los antirrabicos.

Creo que tendrémos que pasar a promover su adopción con todas las asociaciones del mundo, sí, del mundo. Vale es muy precipitado pero opciones, pocas quedan y no ha habido interesaados.

El siguiente sábado comenzarán su entrenamiento. Es algo caro pero necesario porque los perros son cero sociables y más si están juntos. Y bueno, también nosotras que no sabemos mucho sobre cómo dirigirnos con los perros. 

Esta, queridos amigos, es una etapa muy dura en la vida tanto de Edna como en la mía, porque nosotras en verdad queremos a estos peludos como hijos. Y desprendernos de ellos, de su amor y de la responsabilidad de alimentarlos y vestirlos (jeje sí también vestirlos literalmente) va a ser algo dificil. Sin embargo, estamos juntas, jalandonos la una a la otra, para no desanimarnos y poder con lo que venga.


La vida, compañeros, es complicada, pero cargar o hacerse responsable de una vida además de la tuya es, para mí, más difícil porque requiere de disciplina, constancia y mucha responsabilidad. Por eso aún no tengan hijos :P

***Ayúdenos. Si no puedes adoptar, puedes preguntarle a tus amigos y conocidos. Si ya hiciste eso, puedes esterilizar a tus perros y gatos. Y si ya no puedes hacer nada de esto, pasa la voz, adoptar es mejor que comprar (aunque no sean de "raza") los perros son fieles y mientras tengas conexión su relación podrá ser de lo más agradable. 

NOTAS:
No existen asociaciones que acepten perros que rescató una persona en general. No puedes meter a tus perros al ejercito, a la policía o alguna institución así porque ahí buscan perfiles específicos y los entrenan desde cachorros. No puedes entrenarlo para hacerlos perros guía porque pasa lo mismo que con los policías.

Si gustas de adoptar un perro, y quieres uno pequeño, también contáctanos, conocemos a otros muchos rescatistas que tienen al perro que estas buscando. 

No lucres con los animales, y menos con su sufrimiento. 

Los animales no son juguetes, son casi personas y necesitan lo mismo que un niño. Si lo ves como un niño se te facilitará saber cuanto te costará, económica, física y emocionalmente. 

Gracias por leernos





sábado, 23 de mayo de 2015

la ultima entrega de los perrhijos

Aún de la casa no se iba Compañero ni Gemela y baam una noche oscura recibimos la llamada de una madre amenazante. Nos dijo algo como: si no vienen por el perro lo saco a la calle.. Uff una gran amenaza, así que nos dispusimos a ir lo antes posible, recuerdo que era lunes.
Llegamos con el chavo que había adoptado a Zeus, él adoraba al perrito pero su madre y su abuela no querian al perro y bueno, mi zeus adorado siempre ha sido un travieso jejee bueno, como todo cachorro.
A Zeus lo recibimos con mucho amor y alegría de salvarlo de un trágico final, aunque todos decian que estaba feo (incluso apodandolo feus) nosotras lo veíamos-y lo vemos hermoso-. 
Al llegar, compañero y gemeli (yemeli, para una mejor pronunciación jajaja) lo odiaron, para ellos era una competencia por nuestro amos, si espacio, la comida etc. Ya lo desconocían, ya no era su hermano, era un perro más que parecía una amenaza.
Así que un día muy triste lo atacaron, le mordieron el cuello entre compañero y gemela. Yo logré intervenir con compañero pero gemela no lo soltaba y Ednatural no podía separarlos. Cuando finalmente se separaron Zeus tenía una herida grande, como de dos centímetros, roja y blanca, sangraba poquito, pero sangraba.
Lo llevamos a curar, y Zeus se asustó muchísimo. Incluso cuando teníamos que limpiarle entraba en mucho estrés. Afortunadamente Gemela fue adoptada días después pero justo Compañero enfermó. Esto ayudó a que los niños no convivieran y no se volvieran a pelear. Creo que ya conté en otra edición la enfermedad de compañero, su tunel a la muerte y su hermosa recuperación con broche de platino, una muy buena familia como adoptantes.
Así que Zeus se quedó con nosotras solo un buen rato. La verdad es que lo mimamos mucho xD y nos encariñamos más. 
Cosas curiosas sucedieron, como el intento de reproducción con Roja, una de las bellas perritas de Edna, gracias al universo por haberlo hecho fallido sin necesidad de intervención quirúrgica. Descubrimos con él muchas cosas y cuando regresó Suzu, bueno él ya tenía trauma concualquier perro (desde su herida con gemela y compañero) y como método para lograr la convivencia él se metía a una jaula (en la que a penas si entraba) y dejabamos que Suzu se acercara poco a poco. Así pues se volvieron grandes hermanitos y jugaban pesado y suave. Incluso llegaron a pelear, pero nada que no fuera controlable.
Sin embargo, la casa era un desastre y las otras perritas de Edna vivían en un estres de sentir de la nada un golpe porque estos dos corrian como si no hubiera mañana. Así que decidimos preparar un espacio en su lugar de origen y esterilizarlos para que pudieran vivir en un espacio mejor y más libres. 

Buscamos una campaña gratuita, encontamos una en la magdalena contreras y nos fuimos, todos en ayunas a comenzar este nuevo proceso. Después estuvimos en recuperación por unos diez días y nos lanzamos a Morelos para llevarlos a un lugar precioso y cerrado, pero mas grande y con tierra y libertad por gusto. Les compramos placas, suéteres, cadenas, comida suficiente y un par de casas.

Los perrhijos felices de tanta libertad, ya perdieron varias veces las placas, se quitan los collares y la ropa. Ya son todos unos guapetones del monte. Ni duermen en las casas, y cada que podemos les llevamos más comida y regalitos. El sr. raul es el señor que los cuida y alimenta diario, junto a otros dos perros que viven con él. La verdad es que viven muy felices.

Por otro lado, un día antes de llevarnos a Zeus y Suzu al terreno, pam! Nos regresan sin corason a Gemela. Ya siendo una perrita muy dócil y traumada. Se notaba que todo el tiempo se la pasaba amarrada y sin recibir amor. 

Triste historia pero es una hermosa guapota y miedosa con Zeus y Suzu pero vaya que ataca a las tres niñas de Edna. Pobre Roja, Vampira y Mota las tenia aterradas. Así que nos apresuramos a esterilizarla y a llevarla al mismo lugar que Zeus y Suzu.

Ahora se ve que le ha costado adaptarse pero ya convive mejor con los otros gorditos y van con nuestro nuevo proyecto, cosecha de Zarzamoras. Nuestro amor a los perros por fin nos dio un fruto delicioso y la satisfacción de ver crecer a nestros tres perrhijo.

martes, 5 de mayo de 2015

Where the heart is

El título es el nombre de una película que me agrada mucho, con la bellísima Natalie Portman. Esa película habla del amor y los tropiezos que tiene una chica que cree la persigue una maldición en forma del número 5, el punto es que su tema se centraliza en la vida de equiz persona y de cómo le va mal en "el amor" pero sólo el amor de otros y el que se tiene ella misma la salva de aquella maldición.

En fin, no venía a escribir sobre una película, sólo me gustó como un buen nombre para el relato de hoy. Habla sobre el amor, ¿qué no? ¿O no?

Primero que nada, contextualizemos. Yo manejo desde hace, mmm, casi cuatro años (pensé que sería más tiempo) y bueno, he tenido todo tipo de travesías desde que manejo la hermosa cocha...Desde los mejores momentos -incluso sin estarla manejando- hasta situaciones horribles. Las personas, casi siempre, cuando conocen por primera vez mi coche hacen el comentario de que es una carroza fúnebre, éste ha estado en sus mejores días todo limpio y conquistador y también en muchos no tan buenos, lleno de pelos de perro y basuras mías y de mi novia.

Mis amigos y conocidos se han abierto felizmente a decir cosas como: "Antes cuando me subía me mareaba, pero has mejorado mucho, me gusta como manejas", etc. Y eso me anima, como aquel sueño que tengo de algún día ser corredora de autos, o algo así amateur y divertido con la adrenalina al 100.

También he tenido malos momentos, algunos choques, besitos como se les dice. Nada grave, siempre alguna que otra "charla" con algún buen y educado ciudadano que se cruza en nuestro camino. Pero, tengo que decir que hubo un momento en mi vida que inició mi concepción del buen manejar; todo esto se remonta a una ocasión con una ex en la que íbamos en la carretera -el amor iba en medio- y puse en riesgo nuestras vidas; sí, desde ese tipo de pendejadas hasta manejar después de tomar mucho alcohol, incluso otras cosas. Para nada me siento orgullosa, de hecho lo veo como aquel momento de locura en la universidad que ya pasó y habrá cosas buenas, otras chistosas y otras que me han servido para aprender y madurar en mi forma de manejar...mi vida.

Lo anterior viene a cuenta de que he intentado ser mejor conductora día con día, siempre procuro utilizar las intermitentes y direccionales y bueno...¿mejorar junto al conductor de a un lado? Sí, eso intento. Hace un par de días, después de dejar a mi novia a que fuera a hacer sus cosas y yo las mías, mientras conducía hacia mi casa me pasó algo que comencé a hacer únicamente con ella y me pareció maravillosa y melosamente tierno.

Cada que no se ve bien un tope y tardo en frenar, o cuando algún baboso se mete sin avisar o de alguna manera la cocha y yo hacemos un enfrenón inesperado, yo alzo mi brazo a la altura de su pecho para detenerla, siempre. Y ahora digo siempre, incluso cuando lo que en el coche resta es su esencia, lo hago; porque ella me preocupa, porque es el ser humano al que y con el que me gustaría cuidarnos mutuamente, toda la vida, si se puede.

Hay días en los que no amanezco con las ganas y energías al 100, a veces no encuentro cómo seguir, incluyendo en el tema del amor... Pero luego, bueno, existen circunstancias que me recuerdan y refrescan el porqué de tantas cosas, incluso, el porqué de nuestro amor y me hacen recordar las ganas fervientes desde que la veía como un amor imposible, de ser y estar caminando a su lado.

Ñaam